Páginas

domingo, 13 de marzo de 2011

Isabel II (1830-1904)

Una visión historiográfica de Isabel II:

"Todos los autores coinciden en señalar a la hija de Fernando VII como una mujer espontánea, directa, llena de vitalidad, algo ordinaria y poco agraciada. Los retratos que nos han llegado de ella la representan siempre como una mujer entrada en carnes, con la expresión viva pero con escaso atractivo femenino. Y sin embargo, su vida sentimental fue muy agitada y, al parecer, desgraciada. (…) Aunque dotada de un cierto talento natural, Isabel no estaba capacitada para la política, y en este terreno siempre navegó al pairo de unos consejeros que no siempre supieron jugar su papel con honestidad y rectitud de miras. En cierto sentido, le ocurrió como a su madre, María Cristina, que nunca supo entender el papel de arbitraje que le correspondía a la Corona en el sistema constitucional. Se dejó llevar por las simpatías personales, aunque cuando ejerció la función que, según la constitución se le asignaba, es decir, la de nombrar o deponer ministros, reunir o disolver las Cortes, nunca actuó por iniciativa propia. Con frecuencia se ha hablado de la camarilla que rodeaba a la reina, como se hablaba de la camarilla de su padre y de la influencia que sus componentes ejercieron en la práctica política."

Fragmento extraído de Sánchez Mantero, Rafael. Manual de Historia de España. De la Regencia de María Cristina a la Primera República. Historia 16. Madrid 1990.

Isabel II
Isabel II y su agitada vida sentimental. Caricatura publicada en la revista La Flaca (31 de julio de 1869)

Isabel II
Isabel II junto a su hijo Alfonso y el pretendiente carlista al trono. Caricatura publicada en la revista satírica La Flaca el 10 de julio de 1869

 Profesor Antonio Martín Martín

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada