Páginas

jueves, 17 de febrero de 2011

DECRETO DE FERNANDO VII DE 4 DE MAYO DE 1814 DECLARANDO NULA LA OBRA DE LAS CORTES DE CÁDIZ


(…) declaro que mi real ánimo es no sólo no jurar ni acceder a dicha Constitución ni a decreto alguno de las Cortes Generales y extraordinarias, y de las ordinarias actualmente abiertas, a saber los que sean depresivos de los derechos y prerrogativas de mi soberanía, establecidas por la Constitución y las leyes en que de largo tiempo ha vivido, sino el de declarar aquella Constitución y tales decretos nulos y sin ningún valor y efecto, ahora ni en tiempo alguno, como si no hubieran pasado jamás tales actos, y se quitasen de en medio del tiempo alguno, y sin obligación en mis pueblos y súbditos, de cualquier clase y condición, a cumplirlos ni guardarlos (…). Que así es mi voluntad, por exigirlo así el bien y la felicidad de la nación.

Yo el Rey Fernando VII
Valencia, 4 de mayo de 1814.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada