Páginas

jueves, 17 de febrero de 2011

Manifiesto regio. 1 de octubre de 1823


Bien públicos y notorios fueron a todos mis vasallos los escandalosos sucesos que precedieron, acompañaron y siguieron el establecimiento de la democrática Constitución de Cádiz en el mes de marzo de 1820; la más criminal traición, la más vergonzosa cobardía, el desacato más horrendo a mi real persona, y la violencia más inevitable, fueron los elementos empleados para variar esencialmente el gobierno paternal de mis reinos en un código democrático, origen fecundo de desastres y desgracias. (…)

La Europa entera, conociendo profundamente mi cautiverio (…), determinaron poner fin a un estado de cosas, que era el escándalo universal, que caminaba a trastornar todos los tronos y todas las instituciones antiguas, cambiándolas en la irreligión y en la inmoralidad. (…)
He venido a decretar lo siguiente: son nulos y de ningún valor todos los actos del gobierno llamado constitucional (…) que ha dominado a mis pueblos desde el 7 de marzo de 1820 hasta hoy 1 de octubre de 1823.
Manifiesto regio
1 de octubre de 1823

Después de leer los dos manifiestos regios, comenta la actitud de Fernando VII en 1820 y en 1823. Para ello puedes guiar tu comentario a partir de las siguientes cuestiones:
  • ¿Qué período se extiende entre 1820 y 1820? ¿por qué es denominado así?
  • ¿Qué crees que reprocharían los liberales al monarca Fernando VII después de comportarse de ese modo?
  • ¿A qué escandalosos sucesos se refiere Fernando VII acaecidos en marzo de 1820?
  • ¿Qué sucedió en 1823 para que Fernando se retractase de este modo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada