Páginas

jueves, 17 de febrero de 2011

Fragmento de la novela “Trafalgar” ("Los Episodios Nacionales), de Benito Pérez Galdós

El siguiente texto pertenece a “Trafalgar”, novela que forma parte de una serie titulada “Los Episodios Nacionales”, de Benito Pérez Galdós. Con esta serie Galdós trató de novelar toda la historia española del siglo XIX. Para ello concibió cinco series, de diez episodios cada una. La última serie quedó interrumpida, constando sólo de seis novelas.
Lee el siguiente fragmento y contesta a las cuestiones que se plantean a continuación.


Yo, aunque tonta, bien sé lo que hay aquí, y es que el Primer Cónsul, Emperador, Sultán, o lo que sea, quiere acometer a los ingleses, y como no tiene hombres de alma para el caso, ha embaucado a nuestro buen Rey para que le preste los suyos, y la verdad es que nos está fastidiando con sus guerras marítimas. Díganme ustedes: ¿a España qué le va ni le viene en esto? ¿Por qué ha de estar todos los días cañonazo y más cañonazo por una simpleza? Antes de esas picardías que Marcial ha contado, ¿qué daño nos habían hecho los ingleses? ¡Ah, si hicieran caso de lo que yo digo, el señor de Bonaparte armaría la guerra solo, o si no que no la armara!
-Es verdad -dijo mi amo-, que la alianza con Francia nos está haciendo mucho daño, pues si algún provecho resulta es para nuestra aliada, mientras todos los desastres son para nosotros.
-Entonces, tontos rematados, ¿para qué se os calientan las pajarillas con esta guerra?
-El honor de nuestra nación está empeñado -contestó D. Alonso-, y una vez metidos en la danza, sería una mengua volver atrás. Cuando estuve el mes pasado en Cádiz en el bautizo de la hija de mi primo, me decía Churruca: «Esta alianza con Francia, y el maldito tratado de San Ildefonso, que por la astucia de Bonaparte y la debilidad de Godoy se ha convertido en tratado de subsidios, serán nuestra ruina, serán la ruina de nuestra escuadra, si Dios no lo remedia, y, por tanto, la ruina de nuestras colonias y del comercio español en América. Pero, a pesar de todo, es preciso seguir adelante».
-Bien digo yo -añadió doña Francisca-, que ese Príncipe de la Paz se está metiendo en cosas que no entiende. Ya se ve, ¡un hombre sin estudios! Mi hermano el arcediano, que es partidario del príncipe Fernando, dice que ese señor Godoy es un alma de cántaro, y que no ha estudiado latín ni teología, pues todo su saber se reduce a tocar la guitarra y a conocer los veintidós modos de bailar la gavota. Parece que por su linda cara le han hecho, primer ministro. Así andan las cosas de España; luego, hambre y más hambre... todo tan caro... la fiebre amarilla asolando a Andalucía... Está esto bonito, sí, señor... Y de ello tienen ustedes la culpa -continuó engrosando la voz y poniéndose muy encarnada-, sí señor, ustedes que ofenden a Dios matando tanta gente; ustedes, que si en vez de meterse en esos endiablados barcos, se fueran a la iglesia a rezar el rosario, no andaría Patillas tan suelto por España haciendo diabluras.

Extracto de la novela “Trafalgar”, de Benito Pérez Galdós (1843-1920)
seleccionado por el profesor Antonio M. Martín Martín


- ¿A quién se refiere el personaje del fragmento cuando habla de el Primer Cónsul, Emperador, Sultán, o lo que sea?
- ¿Quién es el rey de los españoles en este momento?
- Parece que todos los personajes reconocen lo inútil que resulta para España participar en el conflicto contra los ingleses. Ahora bien, ¿por qué defienden algunos de estos personajes esta participación?
- Churruca fue un personaje histórico real. ¿Sabrías decir quién fue? Si no lo sabes busca información breve sobre él.
- ¿Quién era Godoy? ¿Qué critica de él el personaje femenino del fragmento?
- ¿Qué crees que quiere decir el personaje femenino cuando afirma de Godoy que todo su saber se reduce (…) a conocer los veintidós modos de bailar la gavota? ¿y qué querrá decir este mismo personaje cuando afirma que lo han hecho primer ministro por su linda cara?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada